Censura en la Red: el tipo de cambio diferente al oficial se convierte en un tabú


El 9 de noviembre de 2013 la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Venezuela aplicó una medida de censura  a los portales web destinados a la cotización de divisas con montos distintos a los establecidos oficialmente. También abrió un proceso administrativo sancionatorio contra proveedores de Internet porque permiten, a través de su plataforma tecnológica, acceder a los portales censurados (lo que los hace responsables de su difusión). El director del órgano administrativo, Pedro Maldonado, precisó que cincuenta sitios web se verán afectados por esta medida.

En una cadena, el presidente Nicolás Maduro señaló que “estamos procediendo a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, a proteger las redes y el Internet del país, y estamos sacando fuera de las paginas web a dolartoday.com, lechugaverde.biz, dolarparalelo.org, preciodolar.info…”. No es posible acceder a esos sitios desde el territorio de la República Bolivariana, pero pueden seguirse consultando desde el extranjero.

Fiel a su retórica, el gobierno considera la información sobre la cotización de divisas con montos distintos a los oficiales o las penurias actuales constituyen una operación de “conspiración” o de “complot”, justificando así las consecuentes represalias. “El llamado dólar paralelo es un dólar fantasmo, un dólar falso, que nos lo han impuesto como parte de la guerra económica”, añade el presidente.

Esta censura masiva tiene lugar en medio de una grave crisis económica. El tipo de cambio fijo que el gobierno venezolano atribuye al dólar estadounidense no corresponde al del mercado internacional desde 2003. La diferencia entre la cotización oficial y la cotización paralela (de hecho, la cotización real) es muy grande.

Para justificar sus acciones, las autoridades dicen que la difusión de la cotización de divisas con montos distintos a los oficiales viola el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios de Comunicación Electrónicos (Resortemec), que prohíbe la difusión de mensajes que fomenten la “zozobra en la ciudadanía” y la “alteración del orden público”. El artículo 27 también establece que los proveedores del servicio de Internet son responsables del contenido de los portales que difunden.

La Conatel agrega que la Ley de Ilícitos Cambiarios prohíbe el cambio de divisas con montos diferentes a los establecidos oficialmente. La ONG Espacio Público precisa que la ley no menciona directamente nada respecto a informar sobre montos de cotización de divisas no oficiales, lo que es más de interés público. Si bien es cierto que los sitios web muestran la cotización del dólar en el mercado negro, no puede ser considerado como delito. Por lo tanto, el gobierno venezolano está claramente tomando medidas de censura.

Publicamos aquí una captura de pantalla de uno de los sitios bloqueados mostrando el monto de cotización del dólar paralelo en Venezuela.

http://www.lechugaverde.biz/

"Desde el cierre de todas la casas de bolsa en Venezuela por parte del Gobierno Bolivariano en el año 2010, todas las possibilidades de comercialización e incluso de información de la moneda extranjera quedaron prohibidas, a tal punto de ser sentenciado a siete años o mas de prisión aquella persona o empresa que comercialice con la misma dentro del territorio venezolano."

Venezuela se encuentra en el lugar 117, de entre 179 países, en la última Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras.

+

Aa - Aa + Print


00:00